Noticias que aparecen en la home en la fila superior

Exposición ‘La ciudad perdida. El convento de San Francisco’

La Fundación Sancho el Sabio de la Fundación Vital acoge “La ciudad perdida. El convento de San Francisco”, una muestra que recuerda la historia, evolución y declive de uno de los edificios más emblemáticos, tanto a nivel artístico como histórico, de los muchos que perdió Vitoria-Gasteiz en época reciente. Se podrá visitar hasta el 8 de febrero.

Comisariada por el equipo de Álava Medieval – Erdi Aroko Araba, se trata de una exposición bibliográfica y fotográfica que se aproxima al convento de San Francisco, un edificio fundado a comienzos del siglo XIII, reconvertido en cuartel militar durante el siglo XIX y que fue derribado en 1930. Entre sus muros se condensaba toda la carga histórica que había ido acumulando a lo largo de los siglos hasta su derribo, un punto final dictado por la dinamita que a punto estuvo de condenar al olvido para siempre no sólo al edificio, sino también todo aquello que aconteció en su interior.

El equipo responsable de la investigación, integrado por Gorka López de Munain, Isabel Mellén, Iñigo Ezquerra y Ander Gondra, ha hecho uso para su preparación de documentos y materiales provenientes de más de una docena de archivos estatales. Con ellos ha dado forma a la historia más completa y compleja realizada hasta la fecha en torno al desaparecido cenobio vitoriano.

Situado entre las calles San Francisco y Postas, su centralidad marcó de alguna forma el devenir de la ciudad. Así, la muestra ahonda en los usos religiosos y políticos del convento; los hitos artísticos y los grandes nombres de las personalidades allí enterradas; la celebridad de algunos de sus moradores o, ya en el siglo XIX, las dificultades y adversidades vividas durante las sucesivas guerras.

Además, la exposición presenta y contextualiza el encarnizado debate vivido en la ciudad durante los años previos al derribo definitivo del edificio, con una amplia selección fotográfica de los momentos previos y posteriores al destrozo, y una generosa muestra de las contrastadas opiniones vertidas en la prensa local. Los intereses urbanísticos, la sensibilidad patrimonial o el crecimiento de la ciudad son también algunos de los ingredientes fundamentales en esta controversia.

“La ciudad perdida. El convento de San Francisco” supone además el inicio de una serie de actividades y propuestas que, a lo largo de los próximos meses, tendrán a este desaparecido convento como protagonista. Se va a publicar un libro-catálogo en el que se desarrollarán de forma mucho más detallada y profunda algunos de los aspectos apuntados en la exposición. Igualmente, se va a celebrar un ciclo de conferencias sobre los elementos y periodos fundamentales en su historia, y se van a poner en marcha diversas visitas guiadas, tanto a esta exposición como al centro de Vitoria, recorriendo algunos de los restos supervivientes del convento.

“La ciudad perdida. El convento de San Francisco”, se podrá visitar hasta el 8 de febrero de lunes a jueves de 9 a 13:30 y de 15 a 18 horas y los viernes de 8 a 15 h en la sede de la Fundación Sancho el Sabio (Portal de Betoño, 23). Más información sobre festivos, horarios especiales y solicitar visitas guiadas para grupos en el 945 25 39 32.

La Fundación Sancho el Sabio recibe el archivo de la familia Montoya Ortiz de Zárate

La Fundación Sancho el Sabio cuenta ya entre sus fondos con el archivo documental de la familia Montoya Ortiz de Zárate, procedente de Armiñón. La singularidad de estos documentos radica en su apariencia y en que fueron encontrados incrustados en el muro de la fachada detrás del escudo familiar.

La Fundación Sancho el Sabio cuenta con un proyecto de archivos familiares, iniciado en 1993, que ha permitido que fondos documentales privados de difícil acceso para los investigadores puedan consultarse en línea en la web de la Fundación. Gracias a este proyecto, y con esta nueva donación, son ya doce los convenios suscritos con poseedores de archivos de familia.

En este caso, el depósito ha sido posible gracias a la familia Montoya Ortiz de Zárate. Se trata de un pequeño archivo compuesto por doce documentos, si bien su singularidad radica en su apariencia física, su contenido documental y en la forma como fueron encontrados. En realidad, es un conjunto de documentos cosidos que contienen toda la información necesaria para que Andrés Tomás de Montoya y Cárcamo pudiera blasonar su casa. El soporte es papel y pergamino encuadernado en terciopelo rojo y protegidos por una caja de latón hecha a medida. La familia Montoya Ortiz de Zárate encontró esta caja de latón incrustada en el muro detrás del escudo familiar de los apellidos Montoya Cárcamo colocado en la fachada de su casa de Armiñón cuando, por ampliación de la calle Mayor para favorecer el paso de grandes vehículos, hubo que derruir parte de la casa y trasladar el escudo.

Este hecho indica que era un documento muy importante y apreciado por sus propietarios para que lo guardaran en ese lugar, posiblemente cuando construyeron o rehabilitaron la casa familiar y obtuvieron la certificación de los escudos. Desde el punto de vista archivístico es un documento poco común. En otros archivos familiares este tipo de documentos aparecen separados. En este caso, todos los documentos necesarios para la certificación del escudo de armas de los Montoya Cárcamo aparecen cosidos y encuadernados juntos, formando un documento tipo perfecto como ejemplo de certificación de hidalguía. Se trataba de un proceso y un documento fundamental en la vida familiar de los siglos XVI al XVIII, por los privilegios a los que se accedía con su obtención. Además de la autorización para blasonar la casa familiar, añadía la posibilidad de ocupar oficios públicos, militares o eclesiásticos, así como la exención de impuestos, solo al alcance de los poseedores de ejecutorias de limpieza de sangre e hidalguía.

El documento en sí es una certificación expedida por el cronista Rey de Armas de Carlos III, Ramón Zazo Ortega, en Madrid el 27 de agosto de 1771, a petición de Andrés Tomás de Montoya y Cárcamo (21-12-1724), natural de Armiñón, de los escudos de armas de sus dos primeros apellidos, Montoya y Cárcamo.

El convenio suscrito con la familia Montoya Ortiz de Zárate es de depósito por tiempo indefinido en la Fundación Sancho el Sabio con la condición de que dicha documentación permanezca siempre en Álava. Asimismo, cada miembro de la familia ha recibido una copia digitalizada de todo su archivo que ha permitido, tras consultar los registros parroquiales de las localidades de Herreña, Armiñón, Estavillo y Payueta, elaborar un cuadro genealógico de las personas de esta familia Montoya desde el siglo XVI  hasta la actualidad.

‘Álava insólita: símbolos, mitos y lugares de memoria’

La Fundación Sancho el Sabio de la Fundación Vital presenta el 4 de octubre ‘Álava insólita: símbolos, mitos y lugares de memoria’, una obra de  los historiadores Santiago de Pablo y Virginia López de Maturana. El libro analiza todos los elementos que han conformado la identidad del territorio a lo largo de los siglos. Tendrá lugar a las 7 de la tarde en el Aula Luis de Ajuria (C/ General Álava 7, Vitoria-Gasteiz).

‘Álava insólita: símbolos, mitos y lugares de memoria’, es el resultado de un convenio de investigación suscrito entre la Fundación Sancho el Sabio y la Universidad del País Vasco. Editado por la propia Fundación y Beta III Milenio,  analiza los símbolos, mitos y lugares de memoria que han conformado la identidad del Territorio Histórico de Álava a lo largo de los siglos, y que todavía hoy perduran en la memoria colectiva, reflejándose en el modo de ser y sentirse alavés.

Obra de los historiadores Santiago de Pablo y Virginia López de Maturana, se analizan símbolos, fiestas y tradiciones populares, hechos históricos o legendarios, espacios de la geografía alavesa con una fuerte carga simbólica, hombres y mujeres que han sido protagonistas de la historia de Álava desde la Edad Media hasta nuestros días, episodios que se han convertido en marcas identitarias a raíz de la guerra de 1936 o de la modernización de la capital y de la provincia a lo largo del siglo XX.

Entre otros, se descubre la historia y el significado de la bandera y el escudo de Álava; de San Prudencio, la Virgen Blanca y la Virgen de Estíbaliz; de Celedón y los blusas y neskas; de la patata y el vino de Rioja Alavesa; del Alavés y el Baskonia, la Green Capital, los naipes de Heraclio Fournier, el Festival de Jazz o el Araba Euskaraz, pero también de la batalla de Vitoria-Gasteiz o del 3 de marzo de 1976. Se estudian lugares como el monte Gorbea, el enclave de Treviño o la ermita de San Juan de Arriaga; o personajes como Sancho el Sabio, Manuel Iradier, el Sacamantecas, Ignacio Aldecoa, Ramiro y María de Maeztu y un largo etcétera.

Se trata de un libro de divulgación de calidad, profusamente ilustrado y de fácil lectura para quien no tenga una formación histórica profunda. A la vez, se trata de una obra de investigación puesto que para su redacción se ha utilizado un gran número de fuentes inéditas, impresas y audiovisuales.

De Pablo y López de Maturana

Los dos autores son especialistas en historia contemporánea del Territorio Histórico y han publicado juntos varios libros como el ‘Diccionario ilustrado de símbolos del nacionalismo vasco’ (2012), ‘La Diócesis de Vitoria: 150 años de Historia, 1862-2012’ (2013) y ‘100 símbolos vascos: Identidad, cultura, nacionalismo’ (2016).

Santiago de Pablo es catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad del País Vasco. Entre sus libros recientes cabe mencionar ‘La patria soñada. Historia del nacionalismo vasco desde su origen hasta la actualidad’ (2015), ‘Creadores de sombras: ETA y el nacionalismo vasco a través del cine’ (2017) e ‘Historias en albiazul’ (2018). Actualmente es director de la revista Sancho el Sabio, y durante el curso 2009-2010 fue investigador invitado en el Center for Basque Studies de la Universidad de Nevada, Reno (Estados Unidos). Asimismo, ha impartido cursos y conferencias en universidades de los cinco continentes.

Por su parte, Virginia López de Maturana es doctora en Historia por la Universidad del País Vasco. Es autora, entre otros, de los libros ‘La reinvención de una ciudad: poder y política simbólica en Vitoria durante el franquismo, 1936-1975’ (2014) y ‘40 textos fundamentales en la historia contemporánea del País Vasco’ (2017), publicado también en euskera.

La presentación de ‘Álava insólita: símbolos, mitos y lugares de memoria’ tendrá lugar el jueves 4 a las 7 de la tarde en el Aula Luis de Ajuria (General Álava, 7) con entrada libre hasta completar el aforo de la sala. Contará con la presencia, además de los dos autores, del director de la Fundación Sancho el Sabio, Jesús Zubiaga, de la ex directora Carmen Gómez, y del periodista Paco Góngora, autor de la serie de ‘Historias perdidas de Álava’.

 

“ La estela de Manuel de Larramendi”

Número extra de la Revista Sancho el Sabio

Los trabajos agrupados en el volumen monográfico Manuel Larramendiren lorratza / La estela de Manuel de Larramendi son fruto, en primer lugar, de una jornada con título similar que se celebró en el campus de Bilbao de la Universidad de Deusto el 6 de julio de 2017, organizada por el Instituto de Estudios Vascos / Euskal Gaien Institutua de la misma universidad y patrocinada por Bizkaiko Foru Aldundia / Diputación Foral de Bizkaia. Esta jornada contó con la participación de un grupo de profesores-investigadores de las Facultades de Ciencias Sociales y Humanas y de Derecho de la Universidad de Deusto, y con la de Bakarne Altonaga, investigadora de la Universidad del País Vasco, quien aceptó gentilmente la invitación para compartir con nosotros su innovadora línea de investigación sobre el asunto. Y en segundo lugar también son fruto de los requisitos de excelencia académica y editorial de la revista Sancho el Sabio, que ha tenido a bien acoger en sus páginas la mayor parte de esos textos tras haberlos sometido a sus rigurosos criterios de evaluación y edición.

Los estudios reunidos en este volumen pueden leerse de maneras diversas. Quien siga el modo en que vienen ordenados encontrará dos grandes bloques que obedecen simultáneamente a dos criterios, uno lingüístico y otro más o menos temático. En el segundo bloque figuran los estudios redactados en castellano que, a su vez, están dedicados a la historia política, ya sea en el modo en que trasluce en la obra del propio Larramendi, ya sea en referencia a la evolución de la foralidad vasca, que siempre ha encontrado en Larramendi a un referente ineludible (Seguir leyendo introducción).

Monográfico: “ La estela de Manuel de Larramendi”

“La Guerra Civil en el País Vasco. Historia y memoria”

Número extra de la Revista Sancho el Sabio

“La Guerra Civil de 1936 constituye uno de los grandes temas de la historiografía española, y sobre ella existe una producción científica ya inmensa e inabarcable. Sin embargo, en el País Vasco continúa siendo una temática que reclama mayor profundización, y más obras de investigación de calidad. Desde 1987 hasta la actualidad han sido escasos los encuentros científicos que se han celebrado para exponer los avances en la investigación. A la vista de ello, en mayo de 2017, año del 80 aniversario del bombardeo de Gernika, el Grupo de Investigación de la Universidad del País Vasco El nacionalismo vasco en perspectiva comparada, en colaboración con la Fundación Sancho el Sabio de Vitoria y la Facultad de Letras de la Universidad del País Vasco, decidió organizar un congreso pluridisciplinar sobre el tema, dirigido por quienes firmamos este texto, bajo el título La Guerra Civil en el País Vasco. Historia y memoria. Su objetivo fue doble: contribuir a dar a conocer lo que se está investigando actualmente sobre el tema y ofrecer un foro de debate y reflexión que sirviera de estímulo para nuevos estudios sobre la Guerra Civil.

La publicación de este número monográfico de la revista Sancho el Sabio deriva de la celebración de tal congreso. No se trata –es preciso aclararlo– de una edición de sus actas, sino de una selección de estudios derivados casi en su totalidad de las comunicaciones presentadas en él, y representativa de las nuevas temáticas y perspectivas allí mostradas.”/ Coro Rubio Pobes, Virginia López de Maturana Diéguez

Monográfico “La Guerra Civil en el País Vasco. Historia y memoria”

Día del Libro

La Fundación Sancho el Sabio de la Fundación Vital ha organizado diversas actividades para conmemorar la semana que viene el Día del Libro. Entre  los días 23 y 27 de abril habrá visitas guiadas a su sede, un taller del recuerdo y diversas sesiones de cine documental.

La programación con motivo del Día del Libro comenzará el lunes a las 11 horas con una visita guiada a la sede de la Fundación en Portal de Betoño, 23. Allí, los interesados podrán descubrir el trabajo que se realiza en este centro de documentación, así como los fondos que atesora. Se mostrará todo el edificio, una preciosa construcción acristalada que envuelve una antigua capilla a la que se accede por el antiguo claustro ahora cubierto. Los asistentes recorrerán todo el edificio, con especial atención a los depósitos de documentación y la zona de trabajo. Esta visita se repetirá cada día entre el 23 y el 27 a la misma hora.

El lunes 23 también a las 11 de la mañana se ha organizado el Taller del Recuerdo “¿Qué pasó el día que naciste?”. El objetivo de esta iniciativa es que los visitantes investiguen sobre sí mismos en los fondos de la Fundación. Podrán investigar sobre sus apellidos, recuperar el periódico del día de su nacimiento o averiguar detalles sobre calles de Vitoria-Gasteiz, entre otras cuestiones. El taller es gratuito, pero es necesario apuntarse en el 945 253 932.

Asimismo, los días 24, 25 y 26 se podrá disfrutar con una película o un documental gracias a “Nos vamos al cine”. El 24 de abril se proyectará “50 años sin el TRENICO”, documental sobre la línea que unía Vitoria y Estella con el ferrocarril Vasco-Navarro, y que ya se pudo ver en el marco de una exposición sobre el tren organizada en la Sala Fundación Vital. Dado el interés despertado entonces, y que mucha gente se quedó sin verlo, se repetirá.

El miércoles 25 de abril será el turno de “Mañana de domingo”, una película promovida por la Caja de Ahorros de Vitoria que muestra cómo era la ciudad en el año 1966.  Este ciclo concluirá el jueves 26 con el documental “Álava, Vitoria y su Caja de Ahorros…”, que muestra la provincia y sus imágenes de actividad en 1957. Todas las sesiones comenzarán a las 16 horas en la sede de la Fundación Sancho el Sabio con entrada libre.

Actividades

  • Del 23 al 27 de abril. Visitas Guiadas. Recorridos guiados para conocer nuestro trabajo y los fondos. 11:00
  • 23 de abril. Taller del Recuerdo. Qué paso el día que naciste… 11:00 (es necesario inscribirse)
    • El significado de tu nombre
    • Busca el origen de tu apellido
    • ¿Cómo era la calle en la que naciste y creciste?
    • Encuentra tres personajes con los que compartas fecha de nacimiento.
    • Etc.
  • 24, 25 y 26 de abril Nos vamos al cine… 16:00
    • 24 de abril “50 años sin el TRENICO” 
    • 25 de abril “Mañana de domingo” .
    • 26 de abril “Álava, Vitoria (…): un documental de la vida alavesa”

Programación Día del Libro

“Vidas cruzadas: Prieto y Aguirre. Los padres fundadores de Euskadi”, de José Luis de la Granja y Luis Sala González

 La Fundación Sancho el Sabio ha organizado el acto de presentación.

El Aula Luis de Ajuria de la Fundación Vital acogerá el jueves, 19 de abril, la presentación de ‘Vidas cruzadas: Prieto y Aguirre. Los padres fundadores de Euskadi’, un libro en el que los historiadores de la UPV/EHU, José Luis de la Granja y Luis Sala González, analizan la trayectoria política de dos líderes indiscutibles de la historia vasca.

Los autores llevan a cabo en el libro un estudio comparado de los dos dirigentes vascos y de las culturas políticas que encarnaron: el nacionalismo vasco, del que Aguirre fue el gran líder carismático, y el socialismo vasco y español, del que Prieto fue uno de sus máximos exponentes. Mediante el ejercicio de relacionar sus biografías políticas, siguiéndolas desde la instauración de la segunda República en 1931 hasta el final de sus vidas, y de publicar importantes documentos de la época y su abundante correspondencia, los dos historiadores han elaborado una verdadera tarea de investigación que ha quedado plasmada en este libro.

 

Indalecio Prieto (1883-1962) y José Antonio Aguirre (1904-1960) fueron no solo los principales líderes del socialismo y del nacionalismo vascos, respectivamente, sino también los políticos más relevantes de la Euskadi del siglo XX, a cuyo autogobierno contribuyeron de forma decisiva. Sus vidas se cruzaron continuamente a lo largo de tres decenios: desde el advenimiento de la Segunda República el 14 de abril de 1931 hasta su muerte en el exilio. Durante ese tiempo pasaron de estar enfrentados durante la República y la Segunda Guerra Mundial a ser aliados en la Guerra Civil y la posguerra mundial contra el franquismo. No lograron su objetivo común de derribar la dictadura de Franco y, por eso, fallecieron fuera de España con apenas dos años de diferencia.

El catedrático de Historia Contemporánea por la UPV/EHU, José Luis de la Granja Sainz, ha centrado su investigación en la historia del nacionalismo vasco, la República y la Guerra Civil, mientras que el doctor en Historia Contemporánea, Luis Sala González, ha dirigido sus líneas de trabajo hacia la historia del socialismo español en el siglo XX y la figura de Indalecio Prieto. Fruto de la suma de estos dos análisis ha resultado este libro, que entrecruza las vidas de los ‘padres fundadores’ de Euskadi.

 

La presentación tendrá lugar el próximo jueves en el Aula Luis de Ajuria de la Fundación Vital (General Álava 7, Vitoria-Gasteiz) a las 19 horas con entrada libre hasta completar el aforo. El acto ha sido organizado por la Fundación Sancho el Sabio y en él intervendrán además de los autores del libro, los catedráticos de Historia Contemporánea de la UPV/EHU, Santiago de Pablo y Antonio Rivera. Actuará como presentador el director de la Fundación Sancho el Sabio, Jesús Zubiaga.

Biblioteca Digital Vasca

El Departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco y la Fundación Sancho el Sabio firman un acuerdo de colaboración con el fin de sentar las bases de la futura Biblioteca Nacional Digital Vasca. El consejero Bingen Zupiria y el presidente de la Fundación Vital, Jon Urresti, han sido los encargados de rubricar este acuerdo, que permitirá conformar una primera biblioteca básica digital contemporánea vasca con alrededor de 3.000 libros digitales de los siglos XX y XXI. Este primer proyecto será la base sobre la que se desarrollará la futura Biblioteca Nacional Digital Vasca, un proyecto más ambicioso que recopilará la obra de los creadores vascos en diversos ámbitos culturales a lo largo de la historia.
El acuerdo firmado hoy en la sede de la Fundación Sancho el Sabio, en Vitoria-Gasteiz, obedece al deseo de las dos partes de avanzar en la creación de una Biblioteca Nacional Digital Vasca que ahonde en la apuesta por la digitalización como una oportunidad para hacer más sencillo el acceso, en este caso, a las publicaciones vascas. Si la biblioteca digital eLiburutegia, la más importante del Estado, permite hoy a la ciudadanía vasca consultar 16.000 títulos de autores de todo el mundo (muchos de ellos vascos), el objetivo de la Biblioteca Nacional Digital Vasca es centrarse en la obra publicada en euskera o traducida a esta lengua, así como en toda la obra publicada por autores o editoriales vascas.

“A día de hoy una biblioteca no tiene por qué ser un espacio físico, sino que puede ser una plataforma que permite consultar una serie de servicios digitales. La idea de Biblioteca Nacional Digital Vasca parte de ese concepto con la vocación de recopilar la obra y el pensamiento de autores vascos a lo largo de la historia. Este acuerdo con la Fundación Sancho el Sabio nos permite abordar esta iniciativa comenzando por la época más reciente, los siglos XX y XXI, centrándonos en el mundo de la edición de libros; sin embargo, el proyecto de Biblioteca Nacional Vasca va más allá y queremos recopilar también la obra audiovisual, pictórica o musical, e ir más atrás en el tiempo”, ha indicado el consejero Bingen Zupiria.

Por su parte, el presidente de la Fundación Vital ha indicado que se trata de “un proyecto actual, con fondos actuales y planteado para dar libre acceso a la creación literaria vasca contemporánea. La Biblioteca Digital Vasca será el acceso a las ediciones digitales de las obras literarias más significativas, incluyendo ensayo, literatura infantil, juvenil, cómic, y de autoras y autores contemporáneos”. “Para la Fundación Sacho el Sabio, pionera en la digitalización de fondos documentales, este convenio supone dar un paso más que permitirá difundir en acceso abierto la creación literaria actual, respetando derechos de autor, de edición y de difusión. Ampliando y adaptando los contenidos disponibles a los intereses de los lectores actuales”, ha añadido Urresti.

En la presentación de este acuerdo han estado presentes también el viceconsejero de Cultura, Joxean Muñoz, y el director de la Fundación Sancho el Sabio, Jesús Zubiaga. Muñoz ha subrayado la importancia de esta colaboración de cara a la creación de un “proyecto ambicioso y necesario para Euskadi”. “Nuestro objetivo es impulsar un proyecto compartido de Biblioteca Nacional Digital para Euskadi, y lo queremos hacer con agentes fundamentales en el mundo cultural como es el caso de la Fundación Sancho el Sabio. Este primer paso da una idea de cómo será el camino que queremos recorrer de cara al impulso de esta Biblioteca”, ha añadido Joxean Muñoz.

El director de la Fundación Sancho el Sabio, Jesús Zubiaga, ha apuntado en la misma línea que “durante estos últimos quince años la relación entre el Gobierno Vasco y la Fundación Sancho el Sabio ha sido constante.  La Fundación ha colaborado en los trabajos de unificación y en las comisiones y consultas que el Gobierno ha liderado durante las diferentes legislaturas. Fondos digitalizados, una web alojada en el Gobierno Vasco con 3.000 títulos de Patrimonio Bibliográfico Vasco, los fondos digitalizados de la Biblioteca del Parlamento Vasco o el proyecto Liburuklik son ejemplos de la disponibilidad de la Fundación Sancho el Sabio a participar en todos los proyectos referidos a difusión de patrimonio bibliográfico propuestos por el Gobierno Vasco”.

El acuerdo

Partiendo de ese objetivo de impulsar de manera definitiva este proyecto, el acuerdo suscrito entre el Gobierno Vasco y la Fundación Sancho el Sabio recoge los siguientes propósitos:

  • Recopilar y conservar el patrimonio bibliográfico vasco en una colección accesible.
  • Facilitar al máximo el acceso al mismo a través de la difusión en línea de su contenido.
  • Priorizar el acceso al contenido que despierte mayor interés cultural en la sociedad vasca actual, tanto el contenido libre de derechos de autor como el sujeto a derechos de autoría.
  • Favorecer la difusión de las publicaciones en euskera, aumentando su visibilidad en aras de alcanzar una oferta equilibrada y de calidad de la edición vasca en las dos lenguas oficiales de Euskadi.
  • Promover una oferta equilibrada, rica y plural, en la que estén adecuadamente representadas las obras escritas por mujeres, haya presencia de los diversos géneros literarios y se atienda a los distintos segmentos de edad de la población lectora.

El objetivo es que estas bases permitan crear esa biblioteca básica contemporánea integrada por un mínimo de 3.000 obras de los siglos XX y XXI, publicadas en euskera o editadas en castellano en la Comunidad Autónoma de Euskadi. De cara a la conformación de este catálogo, que el punto de partida de la Biblioteca Nacional  Digital Vasca, se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

  • Se procederá a seleccionar una colección de las obras escritas más relevantes de la cultura vasca contemporánea de los siglos XX y XXI teniendo en cuenta la opinión de personas expertas en la materia.
  • La biblioteca básica digital contemporánea vasca incluirá obras que se encuentren en dominio público o que tengan derechos de autoría en vigor.
  • Se seleccionarán obras escritas en euskera y en castellano, de tal manera que se elabore una oferta equilibrada y de calidad en las dos lenguas.
  • Se tendrá en cuenta en la selección que haya una representación adecuada de las obras escritas por mujeres. Asimismo, deberán estar presentes los distintos géneros literarios, así como obras destinadas al público infantil, juvenil y adulto.

Las obras seleccionadas se publicarán, debidamente maquetadas, como libros digitales o ebooks. Además, el acuerdo recoge que para facilitar el acceso de la ciudadanía vasca a los ebooks, los metadatos que se generen de dichos libros digitales utilizarán protocolos que permitan facilitar su localización en los buscadores de Internet.

En lo que a la gestión de las licencias de las obras con derechos de autoría en vigor, el acuerdo señala que se procederá a la compra de un mínimo de cinco licencias de las obras seleccionadas que tengan derechos de autoría en vigor. Cada editorial se encargará de la digitalización de las obras seleccionadas y la entrega al Gobierno Vasco de una copia del archivo digital de las mismas, exclusivamente a efectos de conservación.

El acuerdo hoy presentado tendrá una duración de dos años, pudiendo prorrogarse previo acuerdo entre las partes. El Gobierno Vasco aportará un mínimo de 100.000 euros anuales y se encargará del pago de los gastos derivados del proceso de selección de las obras. La Fundación Sancho el Sabio aportará un máximo de 100.000 euros anuales con el fin de financiar los trabajos de digitalización de las obras de domino público seleccionadas que no estén digitalizadas en formatos convertibles. Además, con la aportación de ambas instituciones se deberá sufragar la compra de las licencias de las obras seleccionadas.

Exposición “Lorategiak airean/Jardines en el aire” de Mariano Arsuaga

La Fundación Sancho el Sabio de la Fundación Vital acoge “Lorategiak airean/ Jardines en el aire”, una muestra que recoge una treintena de obras del artista guipuzcoano Mariano Arsuaga con las que se puede apreciar la concepción de su trabajo artístico. Se podrá visitar hasta el 31 de mayo.

“Lorategiak airean/ Jardines en el aire” forma parte de una propuesta que engloba tres exposiciones diferentes que se complementan. La primera se desarrolló el pasado otoño en la Ganbara del Koldo Mitxelena Kulturunea  de San Sebastián; la segunda se presentó este invierno en el Pabellón de Mixtos de la Ciudadela de Pamplona; y esta tercera que llega ahora a Fundación Sancho el Sabio. Las tres comparten el catálogo-archivador que las une.

En la capital alavesa se exponen una treintena de obras de materiales y técnicas diversas de Arsuaga. Un panel de instrucción impreso da paso a otros cuatros tableros que despliegan hojas de los diarios de trabajo correspondientes esencialmente al año 2017, dedicado a la preparación de estas exposiciones. Estas hojas de los diarios recogen lecturas, citas, referencias a pintores, dibujos, fotos y otros textos de los que Arsuaga se alimenta para traducir la vida a través de la pintura.

Además, se incluyen dos grandes blocs, ejemplos de registrar los días, y unos cuadernos de viaje. Siete cuadernos de papeles artesanos pintados, datados y que van en paralelo, día a día, con las series de cuadros que va pintando, la maqueta de la exposición presentada en San Sebastián, dos ediciones serigráficas propias y una edición litográfica colectiva, editada por Arteleku, una edición fotográfica de Iñigo Royo en la que ha colaborado y el propio catálogo editado para estas exposiciones.

La exposición se completa con cuatro pinturas acrílicas y cuatro rollos de rafia plástica que se han desplegado en los suelos de los espacios expositivos. Asimismo, en una pantalla se verán 190 fotos correspondientes a una selección de dibujos, de hojas de diarios y de las dos exposiciones anteriores celebradas.

Su autor, Mariano Arsuaga, nación en Irún en 1954 y desde los 8 años vive en Tolosa. Estudió arquitectura entre 1971 y 1975 y fue al acabar la carrera cuando decidió dedicarse a la pintura. Ha realizado más de veinte exposiciones individuales y numerosas colectivas, y su obra se encuentra presente en distintas colecciones tanto privadas como públicas. Con esta muestra, añade el artista, “exploro diversas facetas de mi trabajo que abarcan el arco de intenciones completo de la pintura: la reflexión, el efecto sensible del color, las claves intelectuales que están en su base”.

Para el director de la Fundación Sancho el Sabio, Jesús Zubiaga, Mariano Arsuaga está presente en los fondos gráficos de la Fundación con ejemplares de varias de sus obras como “Cuatro estaciones” y “Cuatro veces nieve”, así como con otras en las que ha colaborado con otros artistas  como Iñigo Royo. “Son ejemplos de cómo obras de artistas gráficos pueden formar parte de la colección de un centro de documentación, obras que adquieren la forma de libro sin renunciar a su concepción artística”, explica.

La otra vertiente de interés de Mariano Arsuaga para la Fundación Sacho el Sabio, es la “la concepción de su trabajo artístico. Detrás de cada obra existe un archivo documental de proceso de creación: un diario vital, creativo, formativo… con fotografías, recortes, lecturas, vivencias o bocetos que encajan en la misión de la Fundación de dar a conocer los archivos personales”, añade. Y es esta la razón por la que la Fundación participa en este ciclo expositivo, porque “en pocas ocasiones se puede disfrutar de la obra de arte y de su proceso  de generación”.

“Lorategiak airean/ Jardines en el aire” se podrá visitar hasta el 31 de mayo de lunes a jueves de 9 a 13:30 y de 15 a 18 horas y los viernes de 8 a 15 horas en la sede de la Fundación Sancho el Sabio (Portal de Betoño, 23). Más información sobre festivos, horarios especiales y solicitar visitas guiadas para grupos en el 945 25 39 32.

La Fundación Sancho el Sabio ha fallado los premios del Certamen Universitario 2017

La Fundación Sancho el Sabio de la Fundación Vital ha fallado los premios del Certamen Universitario 2017 para el fomento de la investigación sobre la cultura vasca. Los premiados de esta edición son Isabel Mellén y Koldobika Sáenz del Castillo por sus trabajos sobre la época que precede a la construcción del Santuario de Estibaliz y sobre la cristianización del País Vasco en la Antigüedad Tardía.

La investigación de Isabel Mellén lleva por título ‘Luces en la sombra: los primeros siglos de Estíbaliz a través de sus documentos (siglos X-XII)’. En ella trata de analizar los escasos documentos que han sobrevivido hasta la actualidad de la oscura época que precede a la construcción del Santuario de Estíbaliz. Sin embargo, a pesar de la escueta información que en principio aportan estos restos escritos, la autora ha podido dibujar un panorama en el que el cerro de Estíbaliz se convierte en pieza estratégica fundamental dentro de la política alavesa de los siglos X y XI. En este emplazamiento existió una tenencia que recayó en algunos de los miembros de la familia de los Señores de Vizcaya y además, gracias a los documentos, Mellén asegura que es posible deducir la existencia de una iglesia anterior a la que se construyó a mediados del siglo XII. Este análisis ha permitido profundizar en el conocimiento que se tenía sobre los inicios históricos de uno de los lugares más emblemáticos del territorio histórico y también matizar algunos errores cronológicos y de interpretación que la historiografía arrastraba sobre Estíbaliz casi desde sus inicios.

Koldobika Sáenz del Castillo, por su parte, ha elaborado una síntesis de los diferentes hallazgos arqueológicos que puedan aportar información sobre el proceso de cristianización acaecido en el País Vasco durante la Antigüedad Tardía. Tras la práctica desaparición de la temática, la iconografía y la simbología pagana a partir del siglo IV, eclosionaron los hallazgos arqueológicos de carácter cristiano. Las labores de excavación sistemática están comenzando a configurar un panorama más claro del que se poseía años atrás. Del silencio arqueológico que hace varias décadas sólo proporcionaba datos aislados e inconexos, Sáenz del Castillo asegura en su trabajo ‘La cristianización del País Vasco durante la Antigüedad Tardía’ que se ha pasado a poder configurar un mapa en el que Vasconia presenta, en relación a los restos materiales, unas nuevas simbologías y fórmulas funerarias particulares que nos hacen pensar que sus moradores se movieron ya en un mundo con un horizonte religioso ciertamente cristianizado.  De este modo, y a la luz de los nuevos registros aparecidos en las últimas décadas, la investigación trata de contribuir al estudio del aún inconcluso debate sobre el desarrollo y asentamiento de la religión cristiana en este espacio geográfico.

Como ganadores de este certamen, Isabel Mellén y Koldobika Sáenz del Castillo recibirán un premio económico de 500 euros cada uno y sus trabajos se publicarán en la Revista Sancho el Sabio.

La Fundación Sancho el Sabio, uno de los centros de documentación más importantes en cuanto a la cultura vasca se refiere, conserva la memoria bibliográfica y documental del pueblo vasco a través de su historia y la pluralidad ideológica. Su biblioteca contiene, desde 1964, un valioso fondo documental en el que se pueden encontrar monografías, publicaciones periódicas, fotografías, manuscritos, mapas o documentación familiar, una importante riqueza patrimonial que le ha convertido en un referente obligado para la investigación sobre la cultura vasca (www.memoriadigitalvasca.es).